Alberto, nuestro TITÁN

jueves, 30 de septiembre de 2010




Desde este espacio queremos corresponder a nuestro amigo ALBERTO, rindiéndole el HOMENAJE que merece.
El pasado domingo, 26 de septiembre, durante su participación en la TITAN (prueba de triathlon exigente donde las haya), lució el maillot solidario Manteka durante el segmento de bici.

Detalles como éste, suponen un enorme orgullo al comprobar la identificación con el objetivo y la causa del maillot y, como no, con los principios del MANTEKA.

ALBERTO, UN ABRAZO DE LA FAMILIA MANTEKA


Arcos de la Frontera (o de las piedras)

sábado, 25 de septiembre de 2010


Volvemos a repetir la triada manteka, aunque cambiando a Billy por Manué, para recorrer algunos bonitos y exigentes kms. de la vecina localidad arqueña. La ruta, ya conocida en su mayor parte por algunos de vosotros, ofrece un terreno variado y, por momentos, técnico, con unas vistas envidiables y en el día de hoy con una temperatura magnífica.
Poco mas pienso añadir, salvo que, y esto es un aviso a navegantes, pronto vendrán las lluvias y el descanso forzoso, así que os animo para que salgáis ahora que podéis porque luego vendrán las lamentaciones por las paradas obligadas.

Ahí os dejamos algunas fotillos para que disfrutéis.

Sierra de Líjar...¡Precioso!

domingo, 19 de septiembre de 2010


Y en ella nos dimos cita "los Tres Pimos". Sin prisas, saboreando cada metro ganado en la dura subida y disfrutando de unas imponentes vistas, tuvimos la oportunidad de reencontrarnos con lugares ya visitados y descubrir los secretos de aquel sendero no encontrado en su día. Lástima, Langui.


La magnífica temperatura de la mañana, nos facilitó la subida, por momentos interminables, más de doce kms. , así como la claridad del día nos posibilitó disfrutar de las vistas negadas en la anterior visita. Incluso Manué, durante su merecido descanso, pudo disfrutar del vuelo y aterrizaje feliz de un parapente.


No haría justicia si tratara de describiros las sensaciones, bondades y "trampas", de un sendero que, ya de bajada a Algodonales, dio con los huesos de quien escribe, cosa cada vez menos extraña, así como con el orondo cuerpecito del inalcanzable en los descensos, Pepa, cosa esta sí destacable por inusual, contra el durísimo y empedrado suelo serrano.


Gran mérito el de Manué que, tras varios meses de inactividad, se lanzó como un insensato, perdón, jabato, por el desafío de las piedras.


Con la seguridad de que deberemos volver con los amantes de las sensaciones fuertes (para entonces llevaré protecciones), os dejamos unas fotillos para ir abriendo boca.

FOTOS

Saludos
video

Puente de los alemanes

jueves, 9 de septiembre de 2010


Con el retraso propio de la ausencia de mi querido ordenador portátil, mejórate pronto compañero, me dispongo a dar testimonio en la portada del blog, como la ruta bien merece, de la primera salida extraordinaria de la temporada y que gracias a los amigos del Paulova, Talvin y Alfredo, nos permitió conocer zonas tan bellas como recónditas de nuestros eternos Alcornocales.

El objetivo era el Puente de los Alemanes y la cita, por tanto, ineludible. Pronto, mapa en mano, Talvin y Alfredo nos encandilaron con el dibujo de una ruta programada con un gusto excepcional, evidenciando el conocimiento de la zona y la predilección por los senderos "alternativos".

Dada la afición a los desayunos serranos contundentes, partimos con un retraso de una hora que posteriormente y sumada a las múltiples paradas por averías técnicas, pagamos con creces, vamos la tortilla casi la tomamos de cena... Pronto entramos en zonas de senderos y hojarasca, preludio de un otoño inminente, donde alcornoques recién "desnudados" nos testimoniaban la grandeza del entorno. Rápidas bajadas, técnicas por momentos, anunciaban subidas escabrosas, ya sabéis que todo lo que se baja...

Las zonas de pateo, donde el BTAlpinismo regresaba en su máximo esplendor, daba buena cuenta de unos cuantos pares de zapatillas (en el foro tenéis algunos enlaces interesantes para renovarlas). Pepa hacía de las suyas y se quitaba años a fuerza de metros de bajadas para el resto imposibles (y eso que dice llevar una horquilla "poco fiable"), y a costa de los nervios de Alfredo.

Por fin el puente. Tras una entrada angosta, antesala de un auténtico espectáculo, gozamos como críos en los pocos metros de una construcción tan bella como estéril. Buen humor en una garganta fresca y exhuberante, compartida con un grupo de aventureros que subía el río que contemplábamos desde nuestra privilegiada atalaya.

La vuelta se hizo difícil dada la calor, las piedras y los malentendidos (aún podían estar quienes yo me se esperando en la estación...). Por suerte todo se arregla y disfrutamos de unas merecidas cervecitas fresquitas, refrescos, tortilla de patatas (Bisho, eres grande), etc.

Y lo mejor, los deseos de repetir pronto junto con nuestros amigos Paulovas, a quienes nos van uniendo considerables lazos, y la certeza de saber que ya estamos pensando en esa Ubrique-Tarifa, segunda ruta extrordinaria de la temporada, que a buen seguro será también otra odisea inolvidable. Un abrazo a todos, especialmente a los ausentes a quienes recuerdo que están obligados , según los estatutos del C.D. Manteka, a pagar el próximo desayuno para redimir así su falta.


El Espíritu Manteka

El Club Deportivo Manteka nace de la amistad y de la pasión por la naturaleza y el deporte. Surge como espacio de encuentro, a veces el deporte es sólo un pretexto, de buenas personas con planteamientos vitales parecidos. Nuestro vínculo inicial fue la bicicleta de montaña, aunque pronto descubrimos nuevos "horizontes"; senderismo, orientación, carrera, du y triathlon, etc.

Durante estos años, el C.D. Manteka ha ido creciendo y enriqueciéndose gracias, principalmente, al encuentro con otros clubes, entidades y personas con fines parecidos. Pero sobre todo, nuestro mayor logro durante el tiempo transcurrido, ha sido consolidar nuestra amistad.


Defendemos el "Espíritu Manteka", como aquel esfuerzo personal que se encamina a ayudar al otro. Por muy diversos motivos, sabemos que somos personas privilegiadas, de ahí que desde el Manteka, nos ofrezcamos para aquello que, en la línea de nuestros principios, podáis necesitar; desde compartir rutas e informaciones, hasta realizar colaboraciones en eventos, pasando por la organización y participación en pruebas, etc.

En la confianza de saber que pronto nos encontraremos en los caminos, recibid un afectuoso saludo.



....

...