Los 42 (y pico) de Sevilla

martes, 15 de febrero de 2011

video
El pasado fin de semana tocaba correr en Sevilla para afrontar la segunda participación consecutiva del MANTEKA en la maratón hispalense. Esta vez nos propusimos disfrutar del evento en familia, de forma que nos desplazamos con las niñas y asistimos a casi todos los actos que la organización, espléndida una vez más, dispuso para los corredores y acompañantes; feria del corredor, comida de hidratos, animación, regalos, etc.

Ya el día de la carrera, abajo en la pista, y a pocos minutos de la hora de salida, comienzan mis reflexiones vitales y me replanteo algunos principios, a saber;

1.- "No siempre hay que aprovechar todo lo que te den por muy gratis que sea".
2.- "¿En verdad es el perro el amigo más fiel del hombre?"
3.- "La importancia del grupo en la conformación de la identidad"
4.- "La teoría del apego"

Al enunciado, algo tosco, del primer punto, responderé con un NO contundente.
El segundo planteamiento sujeto a exámen, óbtendrá la misma respuesta ya empleada; NO
La tercera cuestión quizás exija algo más de tinta, pero no será ahora.
Y por último, la referida teoría del apego fue corroborada sin probabilidad de error esa mañana. 

Traduciendo;

Para desayunar el día de la maratón, me como dos barritas "energéticas" de nombre impronunciable y dos geles primos hermanos de aquellas, que había ido atesorando a modo de muestras gratuitas a lo largo de mis participaciones en anteriores carreras. Ya en la pista y rodeado de más de 3000 personas entro en calor, vaya, que rompo a sudar al comprobar que mi amigo de Sanlúcar también ha venido a Sevilla. Sí señores, nuestro amigo "el gorila de Doñana" mostraba su manita a la vez que me sonreía. Trato de contener-lo y contener-me, pero me encuentro fuera de lugar, no reconozco como iguales a tanto hombre dando saltitos, abrazándose (ni que se hundiera el Titanic), tocando los relojitos de los cojones,  ajustándose zapatillas, doblándose las piernas, etc. Pero cuando mas incómodo, sudoroso y nervioso estoy, en ese justo momento, aparece ante mis ojos mi ídolo, uno a quien sí reconozco como igual, aquel a quien iban encaminados todo mis esfuerzos infantiles y desvelos adolescentes... ¡El Hombre Araña corre en Sevilla y se pone a mi lado!.

La felicidad es completa, el gorila, acogotado ante spiderman regresa a la cueva y yo, por fin, encuentro el sentido de la vida. Lástima que éste, el sentido, se me nuble primero para perderse después, allá por el km.39 (mi amigo araña, se desvaneció mucho antes).

Tras tres horas y seis minutos de soledad compartida, solo una conclusión clara;

¡soy afortunado, soy feliz, soy un MANTEKA!

 

Comments

No response to “Los 42 (y pico) de Sevilla”
Post a Comment | Enviar comentarios (Atom)

El Espíritu Manteka

El Club Deportivo Manteka nace de la amistad y de la pasión por la naturaleza y el deporte. Surge como espacio de encuentro, a veces el deporte es sólo un pretexto, de buenas personas con planteamientos vitales parecidos. Nuestro vínculo inicial fue la bicicleta de montaña, aunque pronto descubrimos nuevos "horizontes"; senderismo, orientación, carrera, du y triathlon, etc.

Durante estos años, el C.D. Manteka ha ido creciendo y enriqueciéndose gracias, principalmente, al encuentro con otros clubes, entidades y personas con fines parecidos. Pero sobre todo, nuestro mayor logro durante el tiempo transcurrido, ha sido consolidar nuestra amistad.


Defendemos el "Espíritu Manteka", como aquel esfuerzo personal que se encamina a ayudar al otro. Por muy diversos motivos, sabemos que somos personas privilegiadas, de ahí que desde el Manteka, nos ofrezcamos para aquello que, en la línea de nuestros principios, podáis necesitar; desde compartir rutas e informaciones, hasta realizar colaboraciones en eventos, pasando por la organización y participación en pruebas, etc.

En la confianza de saber que pronto nos encontraremos en los caminos, recibid un afectuoso saludo.



....

...